UNO crece, innova y se desarrolla mientras conserva su ambición inicial de mantenerse muy cerca del pulso real de los retos y problemas del momento presente al escoger los asuntos que aborda.

En cuanto al crecimiento, la innovación y el desarrollo de UNO, estos vienen de la mano del uso de las tecnologías de la información y de la comunicación (TICs), como la disponibilidad de la aplicación para descargarse UNO en el iPad.

La mayor variedad cultural, profesional, geográfica y lingüística proviene de los contribuyentes de UNO, que, como en este número, representan cada vez más y mejor el auténtico perfil de LLORENTE & CUENCA como la consultoría líder en el mundo hispano-portugués que es.

Sostenibilidad, credibilidad, transparencia, compromiso con la sociedad y, en definitiva, Reputación son los criterios por los que van a ser juzgados los desempeños de las empresas del siglo XXI

01_1Así, en este UNO aparece, por primera vez, un artículo enviado desde Portugal, en esta ocasión, por Nicolau Santos, prestigioso líder de opinión en asuntos económicos, y publicado por nosotros en su original portugués como señal inequívoca de dicho compromiso que queremos mantener en los próximos ejemplares de UNO. Además, contamos con representantes corporativos de Latinoamérica –Malena Morales, de la Cervera Backus y Johnston– o de España –Miguel García Lamigueiro de la aseguradora sanitaria DKV–, de académicos prestigiosos –Isabel Vidal de la Universidad de Barcelona– o de especialistas probados en la gestión directiva –Ángel Alloza– que hoy lideran un interesantísimo think-tank con el sugerente nombre de Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership.

Finalmente, UNO apuesta por debatir los asuntos que están en el centro de gravedad de las preocupaciones de los tomadores de decisiones y los líderes de opinión a ambos lados del Atlántico. Así, este UNO se titula “Responsabilidad y Reputación: Restaurar la confianza de las empresas ante la opinión pública tras La Gran Recesión” e invita a la reflexión sobre el papel de liderazgo social, y no solo, económico, que las empresas han de desempeñar, cada vez más, y, especialmente, vistos los efectos devastadores que la actual situación económica y financiera están causando en gran parte del mundo desarrollado: sostenibilidad, credibilidad, transparencia, compromiso con la sociedad y, en definitiva, Reputación son los criterios por los que van a ser juzgados los desempeños de las empresas del siglo XXI. No es un reto pequeño, sin duda, pero tampoco es evitable.

Espero que disfruten de este nuevo UNO ya que sus contribuciones describen una realidad que, como cree d+i LLORENTE & CUENCA, no es blanca, ni negra.